Skip to content

Los Viajes no Cambian la Vida.

20 enero, 2011


Los viajes no te cambian la vida, pero sí la perspectiva, viajar nos pone en otro lado literal y figuradamente. Cuando nos movemos, cuando agarramos esa valija o bolso y metemos dentro todo lo que creemos necesitar, que siempre resulta ser más de lo necesario, nos estamos preparando de alguna manera para lo desconocido. Eso es lo que sentimos antes de partir y esa es la magia de los aeropuertos, son la antesala de la experimentación, de nuestra partida hacia lo desconocido.
Viajar es una experiencia mágica, no importa lo que diga la ciencia y los experimentos empíricos, cuando ponemos pie en un nuevo lugar del mundo, el centro de gravedad cambia, nuestra propia relación con las leyes físicas inquebrantables se transforma.
Ducharse en otra ducha, comer otra comida y hablar otro idioma nos transforman, nos hacen sentir turistas en nuestra propia tierra.
Los viajes no tienen que ver con la distancia física, tienen que ver con el recorrido espiritual que nos lleva a cada destino, con lo que descubrimos, con lo que nos enamora y con lo que nos hace pensar en nuestro hogar. Un viaje puede durar una hora, algunos días o un par de vidas, sí, vidas enteras; y es que cuando se viaja, lo que conocemos queda lejos. El tiempo pasa más rápido, las distancias se vuelven más cortas, los idiomas que no conocemos se nos presentan accesibles y nuestra valija se agranda tanto que es capaz de cargar incontables experiencias, recuerdos y anécdotas de vuelta a casa.
He aquí lo que tienen de mágicos los viajes, el adjetivo no es gratuito, la magia es ilusión, asombro, una alteración del orden lógico de las cosas que nos son familiares.
No. Los viajes no nos cambian la vida, esa parte de la magia está reservada a nuestras propias intenciones y objetivos, pero nos arrancan de nuestro mundo de seguridades para soltarnos en caída libre y aterrizar en un lugar donde el piso se mueve y es necesario acomodarse para seguir en pie.
Nunca pretendí que los viajes me cambien la vida, siempre quise que me sirvan para poder ver las cosas desde otro lado cuando estoy de vuelta en casa, para saber que toda ley es relativa y todo mandato quebrantable.
Y en este aspecto, nunca jamás, un viaje me ha defraudado.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. delf permalink
    20 enero, 2011 13:17

    sabes q comparto todas y cada una de las palabras escribiste. Las siento cada vez q un viaje es mi nueva meta.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: